Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas

Papiro       papiro

 

Es la esencia del Octava Chakra. Su color es el dorado. Esta esencia era usada y muy valorada por los Maestros Sacerdotes, alquimistas y estudiosos de diferentes artes, que estaban familiarizados con los niveles espirituales y energéticos tan sutiles que en la actualidad no seríamos capaces de entender.

El aceite de papiro nos abre puertas capaces de enseñarnos cómo formar parte del todo e integrarnos con el universo, ayudándonos a proyectar, iluminar y dar. Con esta esencia podemos encontrar la manera de saber estar tanto arriba como abajo, en equilibrio con el medio. Nos ayuda a conectar la parte femenina con la masculina a niveles universales. Nos ayuda también a fomentar todo nuestro potencial para utilizarlo aquí y ahora.

Es la primera llave de apertura. Comunica el séptimo chakra y con tu aura o parte cósmica. Eleva tu energía vital y te ayuda a comunicarte con tu Ser de luz. Está especialmente indicado para la meditación, ya que te ayuda a salir de tu estado natural de arraigo en lo físico. Vibra con tu octavo chakra o la primera vibración aural que se extiende aproximadamente hasta unos 5 cm. del cuerpo, aunque en algunas personas puede llegar más lejos.

Con el papiro podemos amplificar la vibración desde el chakra 1 al séptimo y desde éste pasar afuera de nuestros límites mentales. Nos lleva a otras experiencias que no son de esta encarnación, aumentando el estado vibracional de conciencia.

Los sacerdotes del antiguo conocimiento egipcio estaban familiarizados con los diferentes niveles espirituales. Tenían el conocimiento de que existen otros mundos espirituales en el universo, siendo capaces de recordar cómo formar parte de la unidad divina.

 

La vibración de este aceite nos ayuda a través de la meditación para comprender la misma existencia; nos enseña cómo formar parte de un todo, cómo poder comprender y estar en otros mundos y en pleno contacto con nuestra energía, siendo capaz de iluminar, proyectar y dar.

 

El aceite de papiro muestra claramente la forma de estar arriba y abajo a la misma vez, cómo conectar el universo con el Ser humano, la vibración femenina con la masculina y todos los pares de opuestos, cómo salir de nuestro cuerpo y no cerrarnos a nivel físico y poder disfrutar de esta conexión como un integrante del universo entero.

Esta vibración nos pone en contacto con acontecimientos de vidas pasadas, de hace muchos miles de años y nos da a conocer vidas muy distintas en la tierra o en otros planetas, permitiéndonos recordar nuestros conocimientos así como nuestro potencial para utilizarlos aquí y ahora.

La pirámide vista de forma invertida es la vibración de papiro. La pirámide es como una antena de comunicación interestelar, donde se reconoce el tiempo no lineal. Recibe y envía ondas energéticas a cualquier punto del universo, para reconocernos como un prisma de luz en cualquier punto del universo en un crecimiento permanente.

Este símbolo nos ayuda a unir el séptimo chakra corpóreo con la apertura aurea del Ser, quitando las limitaciones del cuerpo físico y pudiéndonos transportar en forma inmaterial con todo nuestro Ser de luz y en plena conciencia, como resultado de la unión entre el séptimo y octavo chakra. Esta forma de viaje interestelar o viaje astral se produce de una forma plenamente consciente, lo cual nos permite traer en plena conciencia información de nuestras existencias en el universo.

Ir a tienda

 

Mirra    ojo de orus

Es la segunda llave de apertura. Comunica con tu vibración 9. Es la esencia que te ayuda a recordar tu maestría y darle la importancia que esto tiene. Te ayuda a saber que lo bueno y lo malo que te sucede en la vida es el camino y esa parte de tu experiencia de vida aquí en la tierra; que todo es parte de un plan elevado de conciencia para tu aprendizaje. No hay malos ni buenos en este camino, todo lo que te sucede, todo aquel que se acerque o al que tú te acerques será siempre una ayuda para tu crecimiento sin límites. Esto es recordado desde el principio de los tiempos. Cuando un ser moría, después del baño se ungía con mirra el cuerpo para conmemorar su maestría de aprendizaje, sin importar la edad que este tuviese, ya que su trabajo había sido realizado. Cuando un bebé moría se ungía, y aún en algunas culturas orientales se sigue haciendo, con mirra en reconocimiento del maestro interior.

La mirra es la novena vibración aurea o chakra número 9. Se entrelaza con los chakras corpóreos 6 y 2. El poder de la vibración energética que mirra nos brinda se extiende al aprendizaje de que toda energía vital debe armonizarse, no en un concepto lineal sino en el concepto de crecimiento espiral, un crecimiento sin límites. En nuestro camino de vida podemos cruzarnos con gente que de alguna manera nos invade agresivamente en el plano energético; en este caso mirra nos ayuda a entender de quién es el problema o qué parte del problema es nuestro, y así poder rectificar nuestras acciones y actitudes. Por ello se dice que la mirra limpia nuestra energía vital de energías extrañas, pero la realidad es que la equilibra y fortalece dando una fuerza a través de los canales energéticos desde el chakra 9, pasando por el chakra 6 (a través del entendimiento) y llegando al chakra 2 (removiendo y energizando el chi o el ki en el lago de la energía vital que se encuentra en nuestro cuerpo a la altura del segundo chakra). Esta fuerza con su movimiento nos permite equilibrar las emociones desde el inconsciente hasta llegar a equilibrar en el consciente, evitando crear culpabilidades, entendiendo al maestro que somos en el momento de la experiencia en la que se encuentra.

Hay veces que por razones externas, ya sea por haber tenido una educación estricta y lineal en nuestra niñez,

maltratos o incluso los mismos arrastres kármicos, trasladamos a nuestro un desequilibrio por emociones estancadas. En estos casos mirra nos ayuda a subir nuestra energía vital y así aumentar nuestra confianza desde el YO SOY, por el reconocimiento al trabajo ya realizado así como al trabajo por realizar. Nos abre la puerta para acceder de una forma clara y contundente a los akásicos o para recurrir a la ayuda de un maestro o de un guía espiritual cuando hace falta ese apoyo en el camino de la vida.

La vibración de mirra nos ayuda a trabajar el maestro que somos sin la exageración del ego, reconociendo la parte que cada uno de los seres humanos es. Como YO SOY cada ser en este punto del universo ES (IN LAK´ECH).

La mirra nos ayuda a que nuestro Ser de luz se traslade a los lugares sagrados de la tierra para reconocer y utilizar la energía vibracional de estos lugares.

El ojo de Horus es el símbolo de que se corresponde con esta vibración. El ojo de Horus fue usado en la antigüedad para la protección y la sanación. Era el símbolo de la graduación más alta dentro de la clase sacerdotal. Este símbolo con unas medidas particulares nos ayuda a la apertura del canal vibracional del sexto chakra corpóreo y aquí en el noveno chakra, nos ayuda a hacer el viaje de desencarnación con una visión clara, de manera que podemos atravesar ese túnel de luz sintiéndonos parte de esa misma luz. Además nos ayuda y nos da protección en nuestros viajes astrales para nos no ser interferidos por energías extrañas a nuestra vibración, hablamos de bajos astrales, etc. Nos guía para ir y para volver en estos viajes, aportándonos seguridad plena en la práctica.

Es una forma de presentar los niveles de trabajo con la Geometría Sagrada, basada en el conocimiento de la relación de los hemisferios del cerebro humano con el resto del cuerpo, que sólo era conocida por los iniciados, el ojo izquierdo es gobernado por el hemisferio derecho que es el aspecto femenino de nosotros y el ojo derecho por el hemisferio izquierdo, que es el aspecto masculino.

 

Ir a tienda

 

Incienso  incienso

Es la décima llave que te comunica con el décimo chakra aural, a su vez entrelazado con el 5º chakra corpóreo y éste con el tercer chakra corpóreo. Limpia toda vibración negativa. A través de la palabra da seguridad y autoconfianza. Nos ayuda con la voluntad. Limpia el camino para nuestro crecimiento personal de toda energía negativa y nos afirma en ese camino de vida que hemos elegido.

En toda ceremonia antigua se ha usado el incienso para limpiar y elevar el estado de conciencia. Esta vibración nos conecta con los lugares sagrados de todo el mundo, con los diferentes puntos energéticos del globo terrestre. Desde el ejercicio de la meditación la vibración del incienso nos permite trasladarnos a estos diferentes puntos sagrados del planeta. y poder hacer nuestro trabajo personal de elevación vibracional. Podemos percibir la voz interior de nuestro ser superior. El incienso nos da el poder de la palabra, un poder limpio que emana del ser de luz que somos; refleja nuestra verdad en los demás de una manera calma y serena pero clara y limpia y con la fuerza de la energía universal de donde todos somos parte. Cuando las malas artes son canalizadas de cualquier forma hacia nosotros, nos pueden llegar a afectar a nuestra voluntad debilitándola. Esto hace que nuestra energía vital descienda, provocando una disminución de la energía de todos los chakras y creando una pérdida de la fuerza vital, falta de autoestima en lo físico-emocional. La energía del incienso es tal que impide que estos impulsos energéticos negativos puedan entrar en el campo aural. Esta entrada energética es repelida formado un efecto cristal que aumenta la vibración energética vital de cada uno de los chakras.

 

Se forma entonces un campo energético de mayor densidad a la altura del décimo chakra. Esto posibilita que el centro de energía vital recupere o logre su fuerza y equilibrio para permitirnos seguir haciendo nuestro camino personal, que siempre es también espiritual, sin ningún tipo de energía negativa; el camino así adquiere simplicidad y comodidad.

El incienso nos ayuda a comunicar con espíritus, seres de otras dimensiones, devas, ángeles, etc.

escarabajo

El símbolo del incienso es El Escarabajo. El escarabajo es el que limpia el camino en la noche o en la máxima oscuridad. Es el que tiene la capacidad de autorregeneración. Este símbolo nos ayuda a limpiar a través de su energía, preparándonos el lugar donde podemos trasladarnos para hacer nuestro trabajo (cualquier lugar sagrado dentro del planeta), para poder trabajar con las diferentes energías y, al comunicarse con el chakra corpóreo nº 5, nos da la fuerza de la palabra. En la parte trasera del chakra garganta, correspondiente al aspecto de la voluntad, el escarabajo limpia cualquier energía perversa que nos esté obstruyendo el camino a través de la interferencia en nuestra voluntad.

Ir a tienda

Flor del Nilobarca nilo

Es la llave número 11. El conocimiento de esta esencia proviene de los jeroglíficos del Templo de Esna, donde en el santa santorum se encuentra la barca sagrada que era utilizada metafóricamente por los antiguos egipcios para representar el viaje que el alma realiza en cada encarnación. Es la esencia que te transporta a diferentes estados de conciencia. Los antiguos egipcios comparaban esta vibración energética con la barca sagrada que transporta por el Nilo, metáfora de la Vía Láctea, el alma de los seres que han liberado su conciencia o que su conciencia estaba expandida en un nivel vibracional alto.

Es la esencia del chakra 11. Se comunica con el templo del alma en el chakra corazón. Es una vibración 11 a través de la cual podemos llegar a ser uno con el universo. Cuida y protege el templo del alma y la luz que somos. Es la vibración que transporta a nuestro Ser a diferentes estados de aprendizaje. Nos ayuda a realizar los cambios de dirección en el camino de nuestra vida. La podemos usar cuando cambiamos el rumbo de nuestro camino, tanto a nivel espiritual como en nuestra vida cotidiana, y ese cambio de rumbo nos hace dar rodeos que nos dilatan en el tiempo el trabajo personal para el que nos hemos encarnado. Con la esencia podemos contactar con seres de una frecuencia vibracional muy alta (llamados por algunos Guías espirituales) que nos aportan una claridad en el horizonte para retomar el verdadero rumbo. Fue usada por los grandes maestros que ya tenían un conocimiento que les hacía vibrar a frecuencias muy altas para conseguir ayuda de esos entes para luchar en el mundo contra la magia negra, la oscuridad, etc.

Esta esencia nos sirve para limpiar de energía extracorporal formando un escudo en nuestro aura.

Esa energía proviene de aquellos que tiene otra vibración, tanto más alta como más baja, que nos sacan de nuestro centro, absorbiendo nuestra energía o introduciendo más energía de la que nuestro energético es capaz de soportar. La esencia nos ayuda a dispersar esa energía en el universo sin que afecte a nuestro aura.

La vibración de la Flor del Nilo nos ayuda cuando los vientos no son propicios en nuestra navegación de vida a ver con claridad que somos los únicos capitanes de nuestro destino. Con esta vibración podemos experimentar trascendencias extracorpóreas con el fin de ver a nuestro Ser de luz en diferentes puntos del universo, en un crecimiento diferente al que aquí en la tierra estamos realizando.

El onceavo chakra y su esencia Flor del Nilo no tiene par como esencia superior y se relaciona solo con el chakra 4 corazón y su esencia rosa.

La Flor del Nilo nos ayuda a comunicar con los espíritus “buenos” en las guerras de luz, contra la magia negra, etc. (la vibración del incienso también es utilizada con este fin)

Barca flor del nilo

El símbolo de Flor del Nilo es la Barca Solar, la que transporta el espíritu a través de la Vía Láctea. El río Nilo es una representación simbólica de la Vía Láctea. La Barca Sagrada se encuentra en todos los templos egipcios, representando al vehículo capaz de transportar al espíritu o la energía vital a través del universo.

 

Ir a tienda

Agua Doradaplanta agua doradda

Décimosegundo chakra. Esta vibración nos traslada al paraíso, ese lugar ideal que es el propio universo, templo de la conciencia unificada. Allí podremos reconocer el YO SOY. Esta vibración se comunica con los chakras 3 y 5. Nos refuerza la autoestima y toda nuestra energía se transforma en energía de luz cristalina.

Esta esencia nos transporta al mundo de cristal, lugar donde el alma pacta cada encarnación. Allí podemos ver la verdad de todas nuestras encarnaciones, lo que al volver nos permite entender la experiencia al completo, y la vía elegida para llegar a nuestro crecimiento, entendiendo que cada transito elegido es una vida para experimentar. El agua dorada nos ayuda a tener la visión clara de hacia dónde vamos, entender cada pacto espiritual realizado, que hemos elegido para efectuar este crecimiento. Nos ayuda también a ver la energía 13 o energía dorada (la energía Crística) ayudándonos a vivir en concordancia con el trayecto experimental elegido para este aprendizaje. Así vemos con claridad el rayo dorado que a través del sol nos llega a este punto del universo (el disco solar para los antiguos egipcios), el soplo de vida o energía vital chi, ki, prana, orgón. Nuestro sol emana la frecuencia vibracional apropiada para este crecimiento. Otros soles en el universo contienen otra tipo de vibración necesaria para esos crecimientos diferentes. Con el Agua Dorada podremos alcanzar un estado similar al que encontraríamos en un gran lago lleno de paz, armonía, equilibrio energético, felicidad, amor incondicional pleno: el auténtico descanso del guerrero que todos somos.

El Disco Solar es el símbolo de Agua Dorada.

 

El disco solar está representado en los pórticos de entrada a los templos destinados al crecimiento, así como sobre la cabeza de las llamadas deidades. Es una representación gráfica de la sabiduría y el conocimiento de la energía crística o energía dorada, puente de comunicación entre el universo y el Ser, fuente de toda vida en el universo. Conocer el movimiento de esta energía nos capacita para entender a nuestro Ser superior como parte de un todo. Es la energía que cura o sana y la que mantiene la vibración 13 de crecimiento interpersonal eterno.

Nuestro sol a través de su energía dorada tiene un ritmo de pulsación que lo diferencia de otros soles en otros puntos del universo. Se llama “escala diatónica” a esa pulsación, a las siete notas musicales, a los siete cuerpos de manifestación energéticas, representando los siete chakras superiores, que a través de los hilos de la energía, están entrelazados con los siete chakras físicos. Esta vibración armónica pulsa constantemente como las cuerdas de un piano, haciendo sonar una nota que vibra por afinidad con el individuo, dándonos así una especie de “carnet de identidad” que nos hace únicos e irrepetibles en cada una de las experiencias y a la vez nos une a todo el universo.

Esta vibración armónica una vez reconocida, nos activa la memoria, nos hace recordar el propósito, afinar la mente, sincronizar con el orden estelar en tiempo de cuarta dimensión (frente al tiempo lineal), aquí y ahora.

diosa sekmet

La diosa Sekmet con el disco solar sobre la cabeza.

Ir a tienda

 

Carnation clavel

Es la llave decimotercera. Es el reconocimiento del maestro que soy. Es el que me ayuda a elegir el camino que debo hacer para mi aprendizaje y todas las herramientas que son necesarias para este aprendizaje. Nos ayuda a sanar cualquier daño que haya sido provocado tanto por nosotros como por cualquier energía mal intencionada que interfiera en nuestro camino, dañando el aura. Repara esos agujeros energéticos desde el aura a los núcleos de cada uno de nuestros chakras. Nos ayuda a entender la vida desde el corazón puro, el amor incondicional.

Sanar significa aquí que cuando hay algún tipo de agujero o daño en el aura, encarnación logra que el propio aura se restaure mediante conexiones eléctricas hiladas que a modo de red reparan y unen esas oquedades o desgarros en el aura. También sana incrustaciones o masas de energía que están en el aura adheridas, en cualquier parte del aura, y que son un tipo de energía filamentosa que interfiere en la actuación normal de nuestro chakra.

La energía de este aceite nos ayuda al reconocimiento del amor incondicional, a reconocer ser parte de un todo en total armonía con la naturaleza en este punto del universo, en el que estamos viviendo nuestra experiencia. Nos ayuda a reconocer las herramientas que traemos cada uno, nuestras habilidades como también las debilidades para así encontrar en equilibrio las herramientas necesarias para el momento de vida en el que estemos, dándonos desde una base de amor la apertura espiritual con la fuerza justa y necesaria hacia los demás.

Encarnación prepara al cuerpo para comunicar con otros niveles dimensionales, viajar en el tiempo, en viajes astrales.

El símbolo que se corresponde a esta vibración treceava es el Ank o llave de la vida. Aquí está reforzado por el bastón Uas a izquierda y derecha del Ank, significando en conjunto: “Dar vida y poder”. Recordemos que este chakra aural se comunica con el sexto chakra físico y con el segundo chakra físico.

El ank como símbolo es muy poderoso cuyo significado es “agua”. Donde hay agua hay vida. La molécula de agua está compuesta de dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno. El Ank transfiere la energía vital en pleno movimiento en todo el universo, porque todo está en movimiento en el universo. Es una llave de apertura y de cierre, de equilibrio para poder trabajar desde este mismo chakra a cualquier otro chakra en el sentido de abrir o cerrar cuando esto sea necesario. Para abrir un chakra que esté bloqueado utilizamos la parte vertical o final de la llave, como si la introdujéramos en una cerradura. Para cerrar se utiliza la parte curva o inicial de la llave, de donde cogemos la llave.

 

La parte superior en bóveda cierra.

ank

La parte inferior en vertical abre.

Ir a tienda

Flores de Sakkara

Esta es la decimocuarta vibración o decimocuarto chakra que se une a la energía del primer chakra. Esta vibración energética nos hace entender dónde estamos realizando nuestra experiencia de vida aquí en la Vía Láctea. Integra la energía femenina y masculina en equilibrio y armonía en el Ser. Nos ayuda a cortar los lazos negativos o amarres que en la vida nos impiden crecer.

Esta esencia conforma la verdadera dimensión de un ser de luz. Desde el ser de luz descienden dos arcos de energía formando un corazón invertido. En la unión de ese corazón invertido se encuentra el canal ascendente shushumma que penetra por el chakra 1. Flores de Saqqara hace que la energía femenina-masculina (ida y pingala repectivamente. Ida descendente y pingala ascendente. Ambas se encuentran a nivel del chakra 1, 3, 5 y 7) estén en armonía.

En el chakra decimocuarto, la vibración decimocuarta, se guardan, por así decirlo, el conocimiento adquirido en todas las experiencias vividas en todas nuestras encarnaciones; son los llamados archivos akásicos. A través de la meditación y la energía de esta esencia podemos rescatar o consultar esa “biblioteca de nuestras experiencias” para que esa información nos ayude en nuestra vida actual, a entender cualquier dificultad, cualquier encrucijada, cualquier reto o cualquier situación. La esencia nos aporta el valor de una herramienta preciosa con la cual hacer frente a todas las problemáticas.

La pirámide de Saqqara representa la energía vibracional de Flores de Saqqara. La vibración de este símbolo representa el continuo renacer a través de la eternidad; el décimo cuarto chakra aural, el cual se une al primer chakra corpóreo, y este a su vez con el séptimo chakra. Este circuito o camino energético señala el renacer continuo.

Desde tiempos inmemoriales en el patio de Saqqara se realizaba un rito, el Heb-Sed, representación que el rey moría y volvía a nacer de nuevo con la energía renovada abriendo un nuevo reinado, un nuevo recomienzo. Las representaciones en el templo de Saqqara nos muestran al faraón corriendo y saltando, luchando con claras muestras de virilidad para demostrar al pueblo que todavía era joven. Se encontró una vasija de alabastro dentro del foso de esta pirámide que nos ofrecía unas claves, pues en su texto se podía leer: “te deseo, Zosser, un millón de celebraciones del Sed”.

 

Sakkara

Pirámide de Sakkara

Se conoce que esta ceremonia duraba meses. Al faraón se le introducía en su totalidad en un sarcófago relleno de una fórmula secreta, por un espacio de tres días, y mediante la administración de ciertos productos volvía a la vida rejuvenecido y todo este ritual físico iba acompañado de profundos estados de consciencia o de meditación. Los compuestos formulados de Flores de Saqqara nos ayudan a comprender que dentro de nosotros es donde se encuentra la totalidad del universo. A través del manejo de esta vibración podremos ver cada uno de nuestros renacimientos y rejuvenecer desde el interior al exterior. Inhotep, jefe de todos los sacerdotes, era el portador de las fórmulas que hacían eficaces los ritos. Se han hecho experimentos, como análisis de laboratorio, que han demostrado que el tiempo que tarda en producirse cualquier decantación o precipitación coloidal (separación de un líquido de sus dos componentes; por ejemplo, en la leche sería la nata y el agua) dentro de la forma piramidal se multiplica hasta diez veces. Esto se traduce en que el proceso de oxidación que envejece nuestras células se enlentece hasta diez veces.

Por todo lo expuesto anteriormente, llegamos a la conclusión de que la fórmula de Flores de Saqqara nos permite reconocer ese continuo renacimiento y que nuestra energía vital es eterna.

Por otro lado, como en la cultura maya Chichen Itzá, la serpiente nos da una información comparable con la energía cósmica o universal. Cuando vemos en el templo de Sakkara la serpiente y especialmente un hombre saliendo de la boca de la serpiente representado en diferentes templos egipcios nos hablan de los viajes interestelares a través de los agujeros de gusano en el universo, moviéndose el Ser de Luz al completo a los diferentes puntos del macrocosmos.

Esta conocimiento lo encontramos en la práctica totalidad de las culturas antiguas, haciéndonos comprender que “al principio” el conocimiento era uno expresado en diferentes formas culturales

 

Ir a tienda

Se trata de esencias naturales con los debidos registros sanitarios que se  suministran en envases de 30 y 50 ml.