Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas
Aromaterapia Egipcia - Esencias Sagradas

Este elixir es el indicado en momentos en los que algún ser querido sale de nuestras vidas. Desde su muerte, a separaciones forzosas o divorcios. Relaciones complicadas y difíciles o simplemente, relaciones de auténtico amor que finalizan con la vida de uno de los dos.

Padres, Hijos, Amantes, Amistades, etc. En algún momento nos dejan y han de pasar a otra etapa de su existencia, o proseguir su evolución sin nosotros -también nosotros sin ellos-. En estos casos es muy frecuente que los sentimientos de posesión, el dolor, la falta de aceptación y la incomprensión de esta situación nos bloquee e impida seguir avanzando en nuestro camino o incluso, también podemos perjudicar el avance del otro; algo a lo que no tenemos derecho.


Creando comprensión

No podemos olvidar que, pese a que esta situación que en principio podemos etiquetar como “dolorosa” o de “pérdida”, es muy posible que sea la vía necesaria para conseguir enseñanzas muy concretas para nuestra evolución.

Es aquí, cuando el elixir, mediante frecuencias de las Esencias Sagradas entra en acción, facilitando la comprensión y la asimilación de la situación, llevando nuestra visión y sentir más allá del dolor del momento; disolviendolo también la pena. Ablandando, equilibrando y flexibilizando la rigidez de nuestra postura ante el cambio o lo inevitable. La clave: Aceptación. Aceptación desde la comprensión, desde el amor, dejando al margen la posesión y los vínculos malsanos.


Nada es permananene. 

Los aprendizajes tampoco.

Cada persona que se cruza en nuestra vida tiene su tiempo, su misión y su propósito en relación a nosotros. Así ambos accedemos a las enseñanzas que necesitamos y, cuando se han producido, finaliza su tiempo con nosotros. Pasamos etapa y ambos seres han de proseguir su camino de evolución. Nosotros también y, hemos de aceptarlo así porque es una ley inevitable. No podemos quedar atrapados en esas secuencias; sean de momentos placenteros o dolorosos. La vida es cambio inevitable, evolución continua. Nada es permanente. Necesitamos crecer, avanzar e incluso, experimentar el gozo con cada momento. Estar agradecidos a la vida por haber tenido a esa persona, por haber recibido esas enseñanzas e identificarlas como tales y, dejarla ir.


El elixir. Propiedades.

Este elixir teniendo como base un aceite vegetal inodoro, presado en frío y sin quimicas extrañas, combina un grupo de esencias que, por un lado, nos ayudan a disolver lazos y ataduras enfermizas u obsesivas con la persona en cuestión. Poseer no es amar. Incluso, ayuda a disolver la visión negativa de la sexualidad. Algo muy conveniente en ciertas situaciones de pareja, bien por cuestión de infidelidades, bien para romper ciertos vínculos posesivos que impiden nuevas relaciones.

También nos facilita el acceso al conocimiento universal y nos proporciona una visión amplia y clara de nuestro propósito en la vida; algo que podemos extender a la comprensión del propósito e importancia de la vida del otro.

Coraje, valor, ética, fe… son algunas de las virtudes que nos potencia. Nos ayuda a afrontar la vida. Nos libera del deseo de controlar a las personas. Dejarlas ir. Con todo esto, recobraremos la paz interior y el sosiego ante cualquier situación que nos presione.